Soy Germán Rodrigo y me encuentro al frente o mejor dicho debajo de El Paraguas Amarillo.

Mi visión en la fotografía de bodas es documental. No tengo problema en tomar algunas fotografías más posadas pero me gusta que mis trabajos sean lo más desenfadados y naturales posibles. 

No hago magia, capturo la magia. Es una frase hecha y un poco cursi pero que define esta visión de la que hablo. Y es que lo difícil en la fotografía nupcial es saber anticiparse al momento preciso, a ese momento que a todos nos emociona.

Lo mejor que me han podido decir "mis parejas" al ver por primera vez las imágenes de su boda es que no recordaban dónde ni cómo tomé muchas de ellas. Y esto, es muy importante si deseas captar esa emoción de la que hablaba en un día tan importante (e inolvidable) para vosotros. 

boda_patricia&diego_582_ge.jpg